¿Qué es el DROP para correr y cómo medirlo?

¿Qué es el DROP para correr y cómo medirlo?

¿Qué es el DROP para correr y cómo medirlo?

Quizás sea la primera vez que oyes este término, pero si estás iniciándote en el mundo del running te interesará conocer el por qué el drop de las zapatillas está cogiendo tanta relevancia en los últimos tiempos.

El drop de una zapatilla es una medida que se expresa en milímetros y hace referencia a la diferencia de altura existente entre el talón y la puntera, donde se ubican los metatarsos.

Por ejemplo, si la altura de nuestra zapatilla por la parte del talón es de 27mm y de 15mm por la puntera, el drop de nuestra zapatilla será de 12 mm, la diferencia resultante entre una medida y otra.

medidas drop para correr

¿Qué nos indica esta medida?

Durante la práctica de running, los tobillos y articulaciones se mueven principalmente hacia arriba (flexión dorsal) y hacia abajo (flexión plantar). Gracias a la variación de drop de una zapatilla podremos modificar los grados de movimiento de estas articulaciones, que afectará además a la dinámica del resto del cuerpo.

Para elegir la zapatilla para running. adecuada para ti deberás tener en cuenta cómo influyen las diferentes alturas de drop.

Drop de 8 a 12-13 mm

La principal ventaja de utilizar una zapatilla con drop alto radica en la amortiguación.

Al ser una zapatilla ligeramente más pesada debido al grosor de la suela, se tiende a impactar primero con el talón permitiendo una zancada más larga.

Drop de 4 a 8 mm

Un drop algo más bajo implica que el corredor deberá tener una mejor técnica y adaptación ya que la amortiguación es menor. También permitirá incrementar la sensación de contacto con el suelo contribuyendo a una pisada más natural.

Este tipo de zapatillas para running. suele servir de transición entre la zapatilla clásica y la de competición.

Drop de 0 a 4 mm

Este tipo de zapatilla en la que la diferencia de altura entre el talón y el antepié es escasa o nula se denomina zapatilla minimalista.

Este calzado intenta imitar el correr descalzo ya que el grosor de su suela permite una mayor sensación del terreno.

Para usar una zapatilla con drop bajo se requiere que el corredor tenga una mayor técnica de carrera ya que su amortiguación es inexistente.

Aunque por regla general, esta relación entre drop y amortiguación se suele cumplir, actualmente podemos encontrar algunas marcas que han lanzado al mercado zapatillas con drop bajo y alta amortiguación y viceversa, algo que hasta el momento parecía contradictorio.

No obstante, lo principal es encontrar una zapatilla para running que se adapte a nuestra técnica de carrera y con la que nos sintamos cómodos ya que no existe un drop universal para cada tipo de corredor.

zapatillas running

Escribir un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Dirección Web: (URL con http://)
* Comentario:
Scroll